Raz Plus

Profesores y estudiantes: la conexión humana en el aprendizaje personalizado

La verdadera instrucción individualizada debe estar diseñada de acuerdo a las fortalezas y desafíos de cada estudiante, ese siempre ha sido el ideal educativo. Cuando se logra la conexión entre docente y alumno y se establece un propósito de acuerdo a las necesidades de cada estudiante, se pueden encontrar oportunidades de aprendizaje atractivas, desafiantes y rigurosas, que no solamente desarrollan conocimiento y capacidades, también amor por aprender, empatía, autoestima y más.

Un artículo de Learning A-Z  

     Muchos estudiantes de hoy son parte de un sistema educativo que es casi idéntico al sistema practicado por sus padres décadas atrás, a pesar de que ahora vivimos en un mundo dramáticamente diferente. En aquel sistema, los estudiantes, generalmente, avanzan juntos al mismo ritmo a través de un plan de estudios, ya sea que hayan dominado algo o ni siquiera hayan comenzado a comprenderlo. El aprendizaje personalizado se diferencia de ese sistema en su enfoque en algo muy importante: adaptar la instrucción para satisfacer las necesidades y habilidades de cada estudiante.

Uno de los mitos más extendidos y persistentes sobre un enfoque personalizado de la instrucción es que no se puede hacer sin inteligencia artificial o tecnología adaptativa. Pero esta idea es incorrecta; la tecnología por sí sola puede hacer mucho; sin embargo, los docentes desempeñan un papel fundamental en esta instrucción, proporcionando una conexión humana poderosa y una presencia atractiva que actúa como todo, desde ser el motivador hasta el organizador y el líder.

“El acceso de los estudiantes a la tecnología por sí solos puede no mejorar del todo la instrucción o el aprendizaje; sin embargo, cuando se usa de manera efectiva, la tecnología tiene el potencial de involucrar a los estudiantes, capacitar a los maestros y conectarlos entre sí y con algunos de los mejores recursos que el mundo tiene para ofrecer. Estos resultados tienen el poder de mejorar la instrucción y el aprendizaje “.

~ Fuente: Departamento de Educación de EE. UU.

Cómo implementar el aprendizaje personalizado en el aula

     Cualquier profesor puede personalizar el aprendizaje para sus alumnos, y comenzar puede ser más fácil de lo que uno piensa. Es posible que muchos docentes ya estén implementando aspectos del aprendizaje personalizado sin darse cuenta. El aprendizaje basado en competencias, por ejemplo, permite a los profesores establecer metas a largo plazo en lugar de centrarse en logros más inmediatos.  Los perfiles de los alumnos ayudan a los profesores a conocer mejor a sus alumnos y a que los alumnos también se conozcan mejor a sí mismos.

     El aprendizaje personalizado básicamente requiere que el maestro conozca a cada estudiante en su nivel único, brindando una instrucción que sea:

  • Personalizada para permitir que cada estudiante siga el mejor camino de aprendizaje, alineado con los intereses, capacidades, estilos de aprendizaje y gustos del estudiante.
  • Con un ritmo de acuerdo con las necesidades individuales de los estudiantes, empoderando a los estudiantes para que avancen o se concentren según sea necesario.
  • Eficaz, no solo en el cumplimiento de rigurosos estándares académicos, sino también en la enseñanza de las habilidades socioemocionales que los estudiantes necesitarán para una educación, una carrera y una vida exitosas.
  • Se diferencian en función de los datos de las evaluaciones y se combinan con los comentarios de los estudiantes, lo que garantiza que cada estudiante progrese y tenga éxito.

Anime a los estudiantes a que tomen un papel activo en su educación y contribuyan a su propio camino de aprendizaje. Capacítelos para que establezcan sus propios objetivos de aprendizaje y trabaje junto con ellos para optimizar sus esfuerzos.

     La creación de un enfoque personalizado para las lecciones y la instrucción puede mejorar drásticamente los resultados del aprendizaje de los estudiantes. Vale la pena la inversión. Los maestros y los estudiantes construirán relaciones significativas que resultarán en un mayor compromiso y un mayor rendimiento.

La tecnología es solo la herramienta; la relación es la verdadera base para el aprendizaje personalizado.